LA SANGRE DE LAS BESTIAS

abril 28, 2009

 

El oficio del carnicero, sin fama ni gloria, apela a los bajos instintos del ser humano: matar para sobrevivir y esta imagen genera repulsión. Yo creo que debería generar alivio, si tanto nos repulsa, qué mejor que lo haga alguien más. El documental muestra todo el proceso del matadero en las afueras de París a la par de imágenes re-contextualizadas y objetos fuera de lugar.

Existen paralelismos en la película que podemos detectar sin estar seguros de su procedencia, por ejemplo, las ovejas en los trenes a un lado de los judios en trenes. La guerra aún estaba fresca y finalmente, los campos eran mataderos y también se aprovechaba lo más posible de ellos. Sin embargo, no tiene ese aire de sobrevivencia de un matadero puesto que esto beneficia a todos, pobres o ricos, la matanza de animales se hace para la sobrevivencia. Y esta matanza está detrás de todos nosotros y de todas las historias, valgan o no la pena contarse. 

A pesar de todo, la película construye un horror conforme pasa el tiempo que quizá tiene que ver con la alegría ante la muerte, por obtener lo que deseamos y sin embargo, avanza y no nos sentimos alegres. Vemos la frialdad y la experiencia de los carniceros con cierta aprehensión. Creo que este documental logra lo que muchas ficciones desearan. 

sang

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s