NANOOK!

abril 26, 2009

Sedna

En una isla lejana una hermosa joven vivía solitaria con su padre viudo. Cuando tuvo la edad suficiente, nadie quiso desposarla. Sin embargo, un día ve aparecer en el horizonte un barco, cuyo capitán, un apuesto extranjero, la sedujo y se marchó con ella. Más tarde la joven se daría cuenta de que el capitán era en realidad un chamán (según otras versiones, el capitán sería un ave mágica, un hombre-ave o un perro). Después de un tiempo, su padre oyó quejidos más allá del mar: era su hija arrepentida, desesperada al conocer la identidad de su amado, que estaba siendo maltratada. Embarcó entonces sobre su kayac para ir a buscarla y tras recuperarla, se hizo a la mar con ella. Viendo a Sedna huir, el chamán, dotado de poderes sobrenaturales, ordenó al mar abrirse y desencadenó una furiosa tempestad. El padre de Sedna, atemorizado, accede a lo que cree ser la voluntad del mar que reclamaba a su hija, y la lanza al mar. Pero ella logra salir a la superficie, e intenta aferrarse al borde del barco. Como ponía la embarcación en peligro, el padre cortó los dedos de su hija con un hacha, que se convirtieron en peces y focas pequeñas, así como los pulgares y las manos, que se transformaron en “okuj” o focas de las profundidades, morsas, ballenas y todos los animales marinos. Así el océano calmó la furia desatada por el chamán, y Sedna se hundió en el fondo, donde todavía reside como la diosa del mar en una región llamada Adliden, donde llegan las almas de los muertos para ser enjuiciados. Cuando la caza no es buena o cuando el mar está agitado, la creencia es que Sedna está furiosa porque sus cabellos están enmarañados y, al no tener manos, no puede peinarlos. Es entonces cuando los chamanes, con su magia, peinan a Sedna y restauran así la calma. Esta leyenda enseña que los cazadores viven con la obligación de tratar al mar y a las mujeres con respeto.

 

Esta es una leyenda inuit que encontré, me pareció interesante porque los mitos tienden a mostrar formas en las que se estructura el pensamiento de los pueblos. En la mayoría de los mitos inuit se habla de la importancia del mar y de la caza. Principalmente porque es un pueblo nómada que depende de la caza y la pesca para sobrevivir. Nanook es un documental que retrata y recrea aspectos cotidianos de la vida de una familia esquimal. Obviamente los aspectos más importantes de la vida de estas personas tienen que ver con su sobrevivencia pero que no por ello se vuelven salvajes, sino que conviven entre sí como parte de esta sobrevivencia y se convierte en un ritual. Es decir, la construcción de un refugio siempre es un momento importante.

 

Un refugio es un lugar que nos protegerá de cualquier imprevisto del clima, un lugar para estar  cuando no se tiene en dónde estar. No es como un hogar, no es permanente. Sin embargo, se construye con el objetivo de aliviar las situaciones que nos pueden dañar. Nanook construye el igloo sabiendo que no es permanente pero con gran habilidad y cuidado porque conoce la importancia de ese lugar. También la familia lo sabe y coopera a su modo.

En cuanto al medio igloo que sabemos que se utilizó para grabar esta secuencia debo decir que no me genera ruido, principalmente porque creo que no hay una traición en el sentido de que no son actores y hay reacciones realmente auténticas, sólo que sin luz sería imposible filmarlas.

La pesca es otro ritual importante ya que nos muestra como conviven extraños en un fin común. En esta parte es donde Nanook marca un límite con Flaherty. En ese momento se me ocurrió que podría ser porque en un momento de mucha hambre puedes sentirte vulnerable y a nadie le gusta estar vulnerable frente a otra persona, por más que la cámara ya fuera parte de la rutina.

Me gustó este documental porque conserva un espíritu aunténtico y fresco. Se siente una familiaridad con la cámara y no hay como un acartonamiento de los personajes. Siempre sentimos que son ellos en verdad y que si se preocupan es cierto que se preocupan. No me preocupa si hay una representación puesto que no se siente muy activa. Flaherty hace un gran trabajo etnográfico para rescatar aspectos de la vida de un eskimal que nos son ajenos sobretodo con una cultura como esta relegada a un confín alejado del planeta. 

inuiti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s