NOCHE Y NIEBLA

marzo 21, 2009

NN

“La violencia no debe mostrarse, sólo sugerirse”. Estoy casi segura que fue Sófocles quien dijo estas palabras. ¿Cuál era la mejor forma de abordar un tema como el holocausto cuando aún estaba fresco en la mente del mundo? No podríamos negar la brutalidad de los hechos, pero era necesario ponerlo en un nivel de sombras, para entender la verdadera atrocidad frente a nosotros. En un mundo donde todo es imagen, ya nada lo es.

Por primera vez se exponen imágenes de los campos de concentración y se explica visualmente el funcionamiento y fin de los campos. El documental nos pone en la cara lo que muchas personas se negaron a ver y sin embargo no lo hace burdamente.

Podríamos hablar de este documental, como algo muy inocente, que busca en medio del terror, un villano, una maldad absoluta. Sin embargo, ¿cómo calmar los propios ánimos? Ante un paronama tan desesperanzador como lo es cualquier guerra, ¿cómo infundirnos un poco de esperanza? ¿Cómo lograr que sobreviva la fé en la humanidad?

En el documental, tenemos una visión de los campos de concentración que se alzan como un templo a la memoria y una fría advertencia. Incluso el alambre de púas se ha vuelto un icono representativo del hoocausto judío. Desde los campos tenemos una vista del resto del mundo a través del alambrado, y aún así reina un ambiente más bien ceremonial. Incluso, el tiempo parece transcurrir mucho más lento. Es parecido a la sensación de una iglesia, aun cuando se escuchan los juegos y el alboroto afuera, parece que dentro el ambiente es protegido por un muro transparente.

Las imágenes lentas y cuidadas de los campos en abandono, se mezclan con imágenes de archivo recolectadas por el personal nazi como registro de la milicia, probablemente con el fin de informar sus avances. Las imágenes de archivo gozan de una lejanía y frialdad impresionante. No hay una presentación de hechos historicos el fin del documental es preservar la memoria y hacer una advertencia. La mezcla del material de archivo con la imagen “actual” de los campos  tiene un significado importante para mí. Si bien todo eso ya pasó, sigue ocurriendo. Existe la posibilidad y eso es aterrador. 

Esta alternancia se combina dentro de la estructura de la misma manera, vamos y venimos al pasado, pero seguimos aquí. Los hechos van penetrando en la memoria con resultados francamente conmovedores. 

El inicio es tranquilo y comienza con cuidado, sin demasiadas sopresas. Nos vamos adentrando en el proceso de creación de los campos y de su ocupación. La construcción de una nueva rutina a la que nadie puede acostumbrarse. El “no saber “ eterno. Es un círculo en el que nadie sabe nada, o por lo menos, finge que no. Porque no saber nada te vuelve menos responsable. Un idiota es menos responsable que alguien que sabe y no hace nada aún si su vida está en riesgo.

¿Quién es responsable? Aunque tal vez, ¿quién no lo es? Todos tienen por lo menos un pequeño átomo de responsabilidad. Tan sólo por saber, por huir, por callar, por no pensar… Parece inconcebible que la atrocidad sea un secreto, pero si no lo fuera ¿seguiría siendo atroz?

Todo lo vemos a partir de un punto de vista detenido en el tiempo asombrado por el pasada y alerta ante la posibilidad de que vuelva a ocurrir. El recurso primordial en el sonido es el audio, con el voice over escuchamos todo lo que ocurrió, es una guía que nos explica y nos adentra en lo cotidiano y terrible de un campo de concentración.

Los gritos de los hijos de Edipo son más terribles que la vista de un niño muriendo en escena. Así como el cabello, los lentes y los peines son más atroces que miles de imágenes. Damos por hecho que estas cosas son parte de un cuerpo, de un individuo. Esas cosas que no se prestan porque no le serían de utilidad a nadie más, y sin embargo, son despojados de todo y conducidos a un lugar de preguntas sin respuestas. O con respuestas que nadie quiere escuchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s