AGNES VARDA

enero 30, 2009

Este documental me gustó mucho por la cantidad de discursos que posee. Agnes Varda tiene una gran habilidad como documentalista. En sus dos líneas principales encontramos el espigar en su sentido más literal que se va moviendo hacia otras derivaciones mucho más actuales de lo que se puede considerar como espigar. En segundo lugar, está el discurso en donde entra claramente la realizadora hablando de la vejez y de cómo aplica el término espigar en su vida. Se considera una espigadora de imágenes y me parece un enfoque adecuado al de un documentalista. Me gusta que incorpore a su documental cosas como el lente bailando por haber dejado la cámara encendida; cosas que parecen tan externas al documental finalmente caen en espigar imágenes.

Se me ocurren muchas posibilidades del origen de este material. Creo que podría ser material de archivo, que fue encontrado y editado para convertirse en un falso documental. Creo esto en primer lugar porque aunque se llame Photographic studies un hypnosis, solo vemos los resultados del proceso. Me parece poco creíble hipnotizar a alguien de una forma tan sencilla. También la falta de continuidad sin justificación. Con ello quiero decir que si el argumento fuera la elipsis, me parecería mal estructurado o falso. Aunado a esto, el saoundrack es como un clave importante. Es donde la edición está mucho más presente. Parece que el autor nos quiere decir que esto no es completamente cierto. Se escucha como un latido de corazón por debajo del sonido del proyector; de repente se acelera y lleva como un ritmo muy claro. Por todo esto creo que podría ser material de archivo editado con un nuevo significado; me parece que las intenciones de la edición son bastante claras.

Creo que el video Memorial Day puede considerarse como un documental. En primer lugar, porque utiliza convenciones del documental como la voz en off, personas y locaciones reales y cámara al hombro. Una parte importante del documental es evitar que la cámara afecte con el entorno o con los acontecimientos. En este caso, la cámara se integra y es parte de la diversión y de las actividades. Aparentemente, el video no tiene otro objeto más que grabar un fin de semana en un campamento. Sin embargo, yo creo que podría considerarse una búsqueda de todas las personas que asistieron. Por lo menos, una búsqueda de hacer algo distinto. Otra consideración que podemos tomar en cuenta es lo que nos dice este documental. Termina siendo un tema de cierto interés antropológico. También el hecho de que haya sido exhibido como tal, lo convierte en un documental. También se siente la influencia de la chica que lo grabó ya que deja sólo las partes que le parecen interesantes y en las que esta sucediendo algo.

Saludos…

enero 22, 2009

Blog de Documental y Reportaje.

=Mariana López Pérez=