LECUMBERRI EL PALACIO NEGRO

junio 20, 2009

panoptico

Rispstein retrata en este documental el funcionamiento de Lecumberri poco antes de que dejara de funcionar. No es tanto un documental de denuncia ante las atrocidades que surgían ahí, es más como un documento que invita a la reflexión del sistema judicial y penitenciario en México así como un retrato del edificio que atestiguó grandes cambios en México.

Lecumberri fue construido bajo la estructura de un panóptico que implica una estructura circular en la cual los sujetos pueden ser observados, pero no saben en qué momento realmente lo son. Esta sensación es transmitida a través del documental ya que vemos claramente lo que ocurre. Ripstein echa mano de diversas técnicas para construir el documental. Tiene cierto grado de humor dadas las coincidencias del montaje y las reacciones de las personas ante la cámara. Cuenta con muchas entrevistas que cuentan cómo es la estadía en Lecumberri y las razones por las cuales se encuentran ahí. Por tal motivo, hay un sinnúmero de voces, pero las oficiales están un tanto diluidas debido a que los que llegan a aparecer sólo hacen su parte en el proceso y se muestran como simples burócratas haciendo su trabajo. 

La estructura documental parece ser redonda, aún si comienza con la fuga del penal,  en el sentido de que inicia con el ingreso de algunos presos al palacio y termina con la salida de otro. Sin embargo, en medio, trata de abarcar lo más posible del funcionamiento de Lecumberri y de las personas que lo habitan. Lo primero que sabemos es que puedes acabar en prisión incluso por chocar en tu coche, lo que nos muestra una situación un tanto patética dentro de la sociedad, porque sabemos que realmente es por la imposibilidad de pagar un seguro o los daños. Después de eso, vemos las tipificaciones de los delitos dentro del penal y es curioso como se habla libremente de presos políticos. Un secreto a voces pero no es algo de lo que se hablaba tan libremente. 

Lecumberri se presenta como una especie de microsociedad, pero caducada en el sentido de que le cuesta integrar por su capacidad los nuevos conceptos penales de reintegración a la sociedad. Aún así vemos como los presos con dinero pueden acceder a una mejor celda, evitar castigos y gozar de otros privilegios. Otra muestra clara de la corrupción del sistema. Le es imposible retratar los abusos entonces echa mano de la recreación y hace que quede muy claro que es una recreación de los castigos de los presos. 

También nos muestra la transformación del penal  cuando hay visita de los familiares y la cárcel es otra, a pesar de las medidas de seguridad a la entrada, se convierte en un lugar de recreo y aparenta ser más llevadero. Pero esto arrastra una especie de sombra siniestra porque sabemos que es lo que ocurre en cualquier cárcel. 

Lo cierto es que las cosas han cambiado, pero no mucho. si bien un panóptico arquitectónicamente hablando ya no es necesario, ahora los sistemas de cámaras han reemplazado el panóptico y se rigen bajo el mismo precepto de observación sin estar seguros de cuando es efectivo. La corrupción en nuestros sistemas va ganando terreno cada vez más al grado que los sistemas penitenciarios van siendo controlados cada vez más por reos que por la autoridad. Dejo un reportaje de las cárceles en México que exponen esta cuestión.

About these ads

One Response to “LECUMBERRI EL PALACIO NEGRO”


  1. This an Great wordpress post, I will bookmark this in my Clipmarks account. Have a awesome day.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s